Columna invitada

Cómo realizar un plan de acción extraordinario que le permitirá lograr el éxito en la vida y en los negocios (parte 7)

• “Me gusta ser la visita en mi propia casa”: Daniel Habif


David Moisés Terán Pérez *

Amigas(os) lectoras(es), este es el último paso que nos ayudará a construir nuestro plan de acción extraordinario que nos permitirá lograr el éxito en la vida y en los negocios. Este paso no es una pregunta, sino una acción, y sencillamente se llama: “Es la hora de empezar”.

Muchas personas van a través de la vida como simples observadores. Este tipo de gente, parece contentarse con el éxito de otras(os), pero descuidan tomar acción en sus propios sueños; ya sea por miedo, por inseguridad, por indecisión, por pereza, y/o por una combinación de las anteriores. Por favor, entienda que cualquiera que sea la razón que le está impidiendo alcanzar sus metas y/o sus aspiraciones, esa razón sólo podrá ser eliminada con la acción.

Por ejemplo, imagine que su objetivo es atravesar nadando un río. Hasta este momento en el que usted ya ha dado los seis pasos previos, equivalen a atravesar un 95% del río; empero, su objetivo es llegar nadando hasta la rivera opuesta a la que inició su travesía. ¿Qué sucedería si al estar al 95% de su meta, decide usted detenerse abruptamente? Se ahogaría irremediablemente. Y si usted se ahoga, ¿interesaría que tan cerca estaba usted de su objetivo y/o meta? No, eso no hace ninguna diferencia. Lo mismo sucede con su Plan de Acción Extraordinario. Usted ya ha avanzado seis pasos, y eso ya representa la trayectoria más larga del camino. Sin embargo, para realmente alcanzar lo que usted desea lograr, irremediablemente, tendrá que dar este séptimo y último paso. Es decir: ¡Tomar acción!

En este momento le pregunto a Usted lector(a): Ya llegó hasta este punto (un avance del 95%), ¿tiene algún sentido no continuar con el restante 5% y desistir? Por supuesto que no. Por lo tanto, siga avanzando, continúe, y por favor, no se detenga hasta haber logrado lo que desea. No permita que las “urgencias” de la cotidianidad, le roben lo verdaderamente importante de su vida. Asegúrese de poner ininterrumpidamente su plan de acción a operar siempre, siempre, siempre. Porque si no hace algo en cada momento de su vida que lo acerque a su meta; lo único que está haciendo es alejarse de ella. ¿Ha visto cómo las personas malgastan su vida tratando sólo de sobrevivir? (Considere que no escribí “malgastando su tiempo”, sino que escribí “malgastando su vida”, por la sencilla razón de que el tiempo es vida. Y si usted pierde el tiempo, automáticamente está perdiendo su vida). ¿Se ha preguntado en alguna ocasión, por qué el 97% de la gente pierde irremediablemente su tiempo y su vida?

Un estudio realizado en el año 2015 por la empresa Nielson en los Estados Unidos de América, encontró que el estadounidense promedio lee 50 páginas de un libro al año, pero pasa 10 horas a la semana viendo la TV. Eso equivale a 13 años de su vida frente al televisor, de los cuales, 5 de esos 13 años, los empleará viendo comerciales. ¿No es eso una manera brutal, criminal y absurda de perder la vida? Ese mismo estudio, establece que esa misma persona, utilizará 30 minutos a la semana para platicar con su cónyuge en tonos “normales”, y aquí la palabra clave es “normales”, ya que no se considera el tiempo que se utiliza en discusiones y/o peleas estériles. Por lo tanto, hoy es el mejor día y el momento ideal para darle prioridad a nuestros objetivos. Elimine todo aquello que le quite tiempo y lo haga procrastinar: ¡Viva una vida proactiva, y no una vida reactiva! Lo único que queda entonces por hacer, es comenzar y traducir en actividades específicas, el Plan de Acción Extraordinario hasta conseguir lo establecido en él. El éxito es directamente proporcional a la acción. Se ha dicho que la información es poder; no obstante, si esa información no se traduce en acción, no sirve de mucho. La acción y la perseverancia, son la base del éxito. Su vida sólo cambiará, si usted actúa y se vuelve proactivo.

Para terminar esta saga de siete pasos, deseo dejarle a usted, la siguiente definición de infierno: “El infierno es llegar al final de sus días y encontrarse cara a cara con la persona en la que usted pudo haberse convertido, pero en la que no se convirtió por dejarlo para más tarde o esperando el momento conveniente”.

Lo único que queda ahora por responder es lo siguiente: ¿Todo esto vale la pena? Recuerde que una vez que usted haya terminado de leer este documento, la decisión de triunfar o de fracasar es solamente suya. El secreto “escondido” en estos siete pasos es el siguiente: El éxito solamente depende de usted, de nadie más.

Espero que aplique los siete pasos a la brevedad posible, y que como estableció Zig Ziglar en uno de sus libros: ¡Nos veamos muy pronto, en la cumbre del éxito! Gracias por leer y aplicar lo aprendido. (Continuará…)

* Ingeniero Mecánico Electricista por la UNAM. Maestro en Microelectrónica por la Université Pierre et Marie Curie de París. Maestro en Alta Dirección por el IPADE. Maestro en Ciencias de la Educación por la UVM. Doctor en Educación por la UPN. Académico en la UNAM por 30 años. Director de los Centros Autorizados de Servicio (CAS) en Hewlett-Packard de México. Líder de Proyecto Eléctrico en Siemens México. Autor de seis libros publicados por Alfaomega Grupo Editor. dmtp040964@gmail.com

Artículos relacionados

Checa esto
Close
Back to top button
error: Content is protected !!