Columna invitada

La Educación 3.0 para el siglo XXI (parte 4)

“- ¿Por favor, puede decirme por dónde tengo que ir ahora? – preguntó Alicia.

– Eso depende de adónde te diriges – respondió el gato.

– No me interesa adónde ir realmente – comentó Alicia.

– Entonces, no importa el camino que tomes – dijo el gato”. Alicia en el País en las Maravillas (Lewis Carroll)


David Moisés Terán Pérez *

Buenos días estimadas(os) lectoras(es) de esta columna invitada. Deseo que tengan un extraordinario, grandioso, y muy productivo martes para todas(os). Una vez más: saludos cordiales. Hoy concluiremos con esta saga denominada: La Educación 3.0 para el siglo XXI.

La sociedad está cambiando constantemente y evolucionando de manera exponencial debido a las posibilidades que ofrecen en parte, los avances tecnológicos, y en lo general, las nuevas tecnologías de la información y de las comunicaciones (NTIC).

Estos avances hacen posible que nuestras vidas mejoren día con día, y que podamos hacer cosas que antes eran impensables para nosotros, y que hoy las hemos incorporado con total normalidad en nuestro día a día. La educación es una etapa más de la vida de las personas (y sobre todo de los niños), una etapa donde una persona se nutre de todo lo que le rodea, para formarse y convertirse en una persona con valores y con capacidades para enfrentarse a los problemas de la vida (cotidianidad).

En esta etapa educativa, la escuela tiene un papel muy importante de formación en el ser humano, por la transmisión de valores, de capacidades y de saberes que proporcionan las diferentes áreas y contenidos del currículo escolar. Un currículo que se ha ido viendo modificado a lo largo de los últimos 20 años, debido a los cambios de la política educativa de nuestro país. En esta sucesión de cambios, hay algo que no ha cambiado en la escuela, y es: La metodología. Se enseña igual que cuando nuestros padres eran niños, y esto es un gran problema en la educación mexicana. Algo que la Educación 3.0, ha considerado modificar para bien.

Debemos adaptarnos a los cambios sociales que vivimos en esta segunda década del siglo XXI, para evolucionar en el aspecto educativo, y para ello, la escuela comienza a contar con las herramientas necesarias para hacerlo. Como hemos visto, muchas escuelas ya disponen de una gran variedad de herramientas basadas en las TIC, por ejemplo: Las computadoras personales (PC), los video-proyectores, la pizarra digital interactiva (PDI); incluso, el uso de las tabletas. Resulta bastante interesante el trabajo que se realiza en algunas pocas aulas con ellas.

Se consideran importantes estas herramientas, porque trabajan la integración sensorial, es una herramienta manipulativa, ya que podemos manejarla de forma táctil y, además, su forma de utilización es similar a la de un teléfono inteligente, por lo que, no será un problema para los niños, ya que estos en su día a día manejan “smartphones”, y también tabletas en sus vidas. La otra cara de la moneda es que otros centros educativos, desgraciadamente no disponen de estos recursos, y/o directamente se han quedado anticuados, de hecho, muchos docentes de los diferentes niveles educativos en México, han reflejado que usan en el aula su propio computador personal. Este es un hecho que debe cambiar, porque como hemos podido comprobar, la gran mayoría de los docentes están de acuerdo en que las TIC están cambiando el aspecto educativo en las aulas mexicanas. Estas herramientas aportan al docente versatilidad en sus clases, la posibilidad de poner en práctica nuevas metodologías, y/o en combinar las tradicionales con estos recursos multimedia.

Las TIC ofrecen la posibilidad de que el estudiante, tenga un aprendizaje activo y participativo, por lo que ellos, son los protagonistas de su aprendizaje, lo que propicia una mayor motivación. Lamentablemente en la actualidad en las escuelas mexicanas, no existe una formación específica para los estudiantes en la utilización de las TIC; sin embargo, también vemos que son capaces de utilizarlas satisfactoriamente y, además, tienen un papel importante en su proceso de aprendizaje. ¿Cómo es eso posible? Debido al aprendizaje significativo, los estudiantes en sus vidas, manejan una gran cantidad de aparatos multimedia; aprenden aprendiendo manipulativamente, y de manera autónoma, creando unas estructuras cognitivas que se aprovechan en la escuela a la hora de utilizar las TIC. La nueva información conecta con lo que ya conocen al ser contenidos que se relacionan. Para ello, el docente tiene un papel fundamental, ya que va a ser el que guía la clase, poniendo los límites, y sabiendo elegir qué contenidos y qué herramientas utilizar.

Por eso es importante que los profesores tengan una adecuada formación en el uso de las TIC. La mayor parte de ellos, reconoce que necesitan más formación, y es importante que así sea, porque como algunos profesores dicen: Esta nueva forma de educar les ofrece grandes posibilidades que poco a poco está cambiando la forma de enseñar. De hecho, podemos ver que compartir experiencias entre los docentes, es una posible solución a la falta de formación. Además, para mejorar las TIC, se debe escuchar a los maestros, ya que los propios docentes, son los que viven de primera mano las ventajas y las desventajas de cualquier herramienta y/o proceso de enseñanza-aprendizaje, aportan soluciones y nuevas ideas de primera mano, basándose en su experiencia.

Y es que las asignaturas en las que más uso se hacen de las TIC, son las de tronco común, las cuales tienen un mayor peso en la información que manejan, y también son las que suelen presentar mayor dificultad en cuestiones académicas. Si esto lo relacionamos con la motivación que supone utilizarlas, refleja que son necesarias, y van a serlo todavía más, con el paso de los años; y con la consolidación de la Industria 4.0 como soporte de la Educación 3.0.

Esta “nueva” metodología que se está construyendo con el uso de las herramientas TIC está siendo y será muy importante, pero todavía queda mucho por aprender y descubrir; por eso, debemos ser pacientes y que todas las partes se involucren en continuar cambiando la educación para mejorarla, rompiendo los muros de la escuela, y creando nuevas posibilidades, porque las TIC nos permiten desarrollar desde una nueva creatividad, sustituyendo la educación cerrada a unos contenidos, a una con una nueva serie de materiales, a obtener gran cantidad de posibilidades a explotar.

Finalmente, vamos en buen camino, la Secretaría de Educación Pública ha realizado un estudio, el cual refleja que, en promedio, 52% de los estudiantes mexicanos de los tres niveles educativos (básico, medio superior y superior) utilizan al menos una vez a la semana el computador en el aula, lo que parece indicar un uso razonable de las TIC en las clases.

Igualmente, ese mismo estudio de la SEP revela que ocho de cada 10 profesores han utilizado las TIC en el desarrollo de sus clases en el último año. Pero debemos seguir creciendo, desde los altos mandos educativos, aportando cursos de formación y de renovación de material, hasta el compromiso de los maestros por querer cambiar los penosos resultados que México tiene en cuanto al fracaso escolar, al alto índice de reprobación de asignaturas, el bajo rendimiento educativo, y por lo que podemos vislumbrar, una de las soluciones es la utilización oportuna y óptima de las TIC. ¡Sigamos creyendo en que educar es un regalo, que tenemos para poder cambiar el mundo!

Muchas gracias. La siguiente semana, iniciaremos una nueva saga. La cual será una sorpresa. (Continuará…)

Ingeniero Mecánico Electricista por la UNAM. Especialidad en Habilidades Docentes por la UNITEC. Maestro en Microelectrónica por la Université Pierre et Marie Curie de París. Maestro en Alta Dirección por el IPADE. Maestro en Ciencias de la Educación por la UVM. Doctor en Educación por la UPN. Académico en la UNAM por 30 años. Director de los Centros Autorizados de Servicio (CAS) en Hewlett-Packard de México. Líder de Proyecto Eléctrico en Siemens México. Autor de siete libros publicados por Alfaomega Grupo Editor. Dos títulos más en la Editorial Umbral. Además de ser conferencista nacional e internacional. Actualmente, es el CEO del Centro Evaluador en Competencias Laborales “Liderazgo en Certificación”, LICERT, S.A.S. de C.V., avalado por el CONOCER y la SEP. dmtp040964@gmail.com

Artículos relacionados

Back to top button
error: Content is protected !!