9 julio, 2020

La Verdad Hidalgo

Diario digital sobre política y sociedad

“Tengo la conciencia tranquila; lo saben y lo sé”: alcalde de Zimapán

Asegura Erick Marte que no presentará ninguna denuncia por los señalamientos que lo vinculan con un grupo criminal


La Verdad Hidalgo – PACHUCA

Tras ser señalado de tener presuntos vínculos con un grupo criminal, el alcalde de Zimapán, Erick Marte Rivera Villanueva, aseguró que tiene la conciencia tranquila y dio a conocer que no presentará ninguna denuncia por daño moral ante los ataques en su contra.

“Le digo no a los rumores, no a los pleitos políticos, no a perder el tiempo y recursos en demandas en lugar de trabajar por nuestra gente y nuestro estado”, escribió el edil de extracción panista en su cuenta de Facebook.

“No se confundan. Digo no porque el que nada debe, nada teme. Yo ni debo, ni temo. Mi único interés es continuar con todas las obras que tenemos en Zimapán, obras que ayudarán al progreso de nuestro municipio sin importar quién las haya llevado a cabo. Aquí lo único importante son aquellos que pagan puntuales sus impuestos y que gracias a ellos podemos darle una mejor vida a todos en nuestro querido Zimapán”.

Rivera Villanueva deseó que con estos ataques sus detractores “encuentren felicidad” y lamentó “no haber sido capaz de ayudarlos a ser mejores personas y estar cerca de Dios, porque el coronavirus nos alejó físicamente, pero no espiritualmente”.

“Tengo la conciencia tranquila; lo saben y lo sé. Entiendo que me vean como un adversario político, pero no como un enemigo”, agregó.

El político afirmó que el único “levantón” que existe en Zimapán es “el de conciencia, de la economía y de la felicidad”. En respuesta a quienes le han preguntado si presentará una demanda por daño moral, manifestó que no lo hará porque “nuestro estado tiene muchas necesidades y tenemos mucho por hacer, todos juntos, para sacarlo adelante”.

Además, se pronunció por reforzar la atención a los jóvenes para alejarlos de las drogas y fortalecer el sistema educativo con una formación moral y con valores, pues “no olvidemos que quien aprende a tocar un instrumento musical, no aprende a utilizar un arma”.

Rivera Villanueva recordó que él mismo fue víctima de la delincuencia cuando fue secuestrado hace casi 20 años. “Eso dañó mi forma de hablar, de la que algunos sinvergüenzas todavía se burlan; pero aprendí a vivir con eso, no le guardo rencor a nadie. El odio, el rencor y el miedo dañan mucho más y por eso les concedo el perdón”.

error: Content is protected !!