9 julio, 2020

La Verdad Hidalgo

Diario digital sobre política y sociedad

Por semáforo rojo, extiende Hidalgo transición a “nueva normalidad”

Congregaciones, reuniones y actividades de carácter social, estrictamente prohibidas en el estado; reapertura de actividades no esenciales, hasta que disminuya el nivel de riesgo Covid-19


Redacción – PACHUCA

Luego de que el semáforo de riesgo Covid-19 para Hidalgo cambió de naranja a rojo para la semana del 29 de junio al 5 de julio, el gobierno estatal anunció el alargamiento del periodo de transición a la “nueva normalidad”´, que originalmente se había planeado del 22 al 28 de junio.

En un comunicado, explicó que en esta fase consiste en mantener las medidas sanitarias propias del semáforo rojo mientras se desarrollan los trabajos de capacitación para la correcta implementación de las medidas sanitarias dictadas por los gobiernos federal y estatal.

“Dicha capacitación y acompañamiento continuará la semana que comienza, con los diferentes sectores económicos y sociales. Lo anterior, con la finalidad de que las medidas dictadas se apliquen de manera correcta y con ello se evite un incremento acelerado en el número de casos, así como el cierre de negocios por el incumplimiento de las medidas”.

Aseguró que en Hidalgo la trasmisión activa de la epidemia es del orden de 500 casos cada 15 días, “lo que indica que la aparición explosiva de casos se ha mantenido bajo control”.

Además, destacó que la puesta en operación de los módulos de pruebas rápidas gratuitas en 30 puntos estratégicos del estado, por parte del gobernador Omar Fayad, contribuirán a monitorear el comportamiento de la epidemia, lo que fortalecerá la toma de decisiones y el manejo oportuno de los casos.

El gobierno recordó que los estados con semáforo rojo tienen estrictamente prohibidas las congregaciones, reuniones y actividades de carácter social, y sólo se permite la ocupación hotelera a 25 por ciento con las áreas comunes cerradas, la operación de negocios de alimentos con servicio sólo para llevar, el aforo de 25 por ciento en parques públicos y el funcionamiento de supermercados a 50 por ciento de su capacidad.

Además, las peluquerías, estéticas y barberías sólo pueden brindar servicio a domicilio y los deportes profesionales se deben realizar a puerta cerrada, mientras que gimnasios, spas, cines, teatros, salones de fiestas, centros comerciales, lugares de culto, eventos masivos, discotecas y bares deben permanecer cerrados.

De acuerdo con el gobierno estatal, una vez que el semáforo Covid-19 para Hidalgo vuelva a ser naranja se llevará a cabo la reapertura “progresiva, responsable y segura” de las actividades consideradas no esenciales, que iniciarán con 30 por ciento de su capacidad en aforos y capital humano.

“Se debe señalar que la pandemia no ha terminado en nuestro país, y las entidades vecinas presentan un número de casos superior al registrado en Hidalgo, por lo que el riesgo de contagio sigue presente. Por lo anterior, se hace un llamado a la sociedad para acatar las medidas dictadas por las autoridades federales y estatales”, se lee en el boletín de prensa.

error: Content is protected !!